Mejora de la eficiencia alimentaria (EA) con herramientas del comercio. Parte 1

Mejora de la eficiencia alimentaria (EA)

Si leéis cualquiera de las revistas de productos lácteos, asistís a cualquier conferencia o pasáis algún tiempo en los sitios de productos lácteos en Internet sabéis que las discusiones sobre la eficiencia de la alimentación (EA) en vacas lecheras se han convertido en un tema común. Para su crédito, en los últimos años, la industria láctea ha comenzado finalmente a tomar una mirada seria a EA. Esrtan haciendo este de una manera que otros animales de alimentos y las industrias avícolas tienen desde hace mucho tiempo

El reto para la utilización de EA como indicador de rendimiento se encuentra en muchas variables en la granja. Así como en cómo la vaca sintetiza el producto final. Como un sistema biológico, la granja lechera típica tiene más cosas que varían sobre una base diaria, si no de hora en hora. Como el lechero y el nutricionista conocen bien, la composición del alimento y una serie de otros factores afectan el volumen de la leche. Tambien afectan los componentes que afectan el valor real del producto vendible. Incluso pequeñas alteraciones dietéticas, ambientales o de gestión pueden crear variación en la producción. En última instancia este afecta a las mediciones de EA. Ademas afecta más significativamente a la rentabilidad.

hay field.JPG

El costo

El costo de la alimentación es el número uno en los gastos de producción que representan entre 50 y 75% del gasto diario total. Obviamente, tiene sentido desarrollar una mejor comprensión de cómo generar la mayor cantidad de ingresos y ganancias por unidad de alimento. Los libros podrían escribir todos los factores que entran en juego. Ademas afectan el costo de los piensos, EA. Y, en última instancia, la producción de la leche, los componentes y el valor resultante. Todos los factores deben ser manejados por los mejores medios posibles. Incluso los que están en gran medida fuera de nuestro control.

Como han informado innumerables estudios, informes, artículos, etc., la mejora de EA comienza con una buena gestión, producción y alimentación de ingredientes de calidad, en particular forrajes, y el control de tantas variables como sea posible en un esfuerzo por crear un producción estable y consistente. Este es el fundamento absoluto para lograr EA óptima. Tambien requiere un grado significativo de compromiso por parte de los lecheros y su equipo de apoyo (empleados, nutricionista, veterinario, etc.).

Aditivos: ¿la herramienta adecuada para el trabajo correcto?

Antes la industria lechera cambiara su enfoque para usar y mejorar EA. Toda industria se había construido sobre un número cada vez mayor de productos diseñados para ser alimentados al animal. Inicialmente, el objetivo del uso de tales productos era mejorar la producción de leche y componentes de la vaca. Ademas fue importante a mejorar la salud y la reproducción de los animales y, en última instancia, aumentar la rentabilidad de la granja. Ahora miramos estos productos y lo que pueden hacer para mejorar nuestras mediciones de EA, pero el juego final es mejorar la rentabilidad de la granja (es decir, más específicamente, los ingresos sobre los costos de la alimentación). Estas herramientas, tanto individualmente como combinadas, pueden tener un efecto marcado en el rendimiento de la granja y el rebaño, pero recuerde que NO hay balas mágicas y NO hay reemplazo para la gestión buena.

tongue out of mouth.JPG

 

Antes de agregar cualquiera de estos productos a un programa de alimentación, se deben hacer algunas consideraciones:

  • ¿Se está haciendo todo desde una perspectiva de gestión para abordar los aspectos básicos, incluidos:
    1. Gestión buena día a día de todas las actividades de la granja – atención a los detalles.
    2. Producción o compra de forrajes de alta calidad, consistentes, digeribles e ingredientes para piensos.
    3. Minimizar el estrés animal.
    4. Maximizar el confort de las vacas.
  • Desarrollo y entrega preciso de una dieta balanceada que se enfoca en el mantenimiento de la estabilidad ruminal y la distribución oportuna de los nutrientes necesarios para una producción óptima, buena salud del rebaño y rendimiento reproductivo.
  • Los aditivos dietéticos deben ser revisados y evaluados en base a lo que puede y debe ser administrado, si es rentable y cuáles son las expectativas.
  • Entender que hay una diferencia entre un suplemento nutricional y un aditivo. Los suplementos (aminoácidos, grasas, vitaminas, etc.) se usan para rellenar una brecha. O compensar una deficiencia de nutrientes en la dieta causada por su falta de disponibilidad en los ingredientes básicos, digestibilidad inadecuada o respuesta animal conocida a niveles suplementarios específicos . Los aditivos generalmente se consideran no nutritivos y están diseñados para crear una respuesta específica en el rumen (modificador de la fermentación ruminal) o en algún otro lugar del tracto digestivo.

En general, estamos bien versados en los muchos productos de tipo aditivo a nuestra disposición. En general, tenemos una idea del uso de la mayoría de estos productos y respuestas esperadas.

Productos tales como:

  • Levaduras
  • Derivados de levadura (componentes de la pared celular)
  • Los microbios alimentados directamente, como las bacterias y los cultivos de hongos.
  • Aceite esencial / extractos de plantas
  • Fuentes de enzimas
  • Antibióticos – Rumensin®
  • Desinfectantes
  • Toxina aglutinante

Todos pueden desempeñar un papel específico y producir una respuesta específica en el animal y en el programa de alimentación. Sin embargo, a medida que más de estos productos se desarrollan y salen al mercado, luchamos por mantenerse al día con lo que hacen (o se les dice que lo hacen). Pero otro factor entra en juego: ¿cuál es el resultado cuando estos productos se usan en combinación? ¿Son las combinaciones complementarias o antagónicas? ¿Simplemente se cancelan mutuamente? En su mayor parte, hay una investigación muy limitada sobre cómo los diversos productos actúan en combinación.

Un factor que complica es que virtualmente cada tipo de aditivo ahora tiene una lista sustancial de productos y fabricantes, cada uno con su propia “historia” y la investigación de fundamentación. Pero ya que hay muy pocos datos comparativos, una clara comprensión de qué producto dentro de un tipo de aditivo dado es el mejor es elusivo.

heifer butts.jpg

Levaduras

Levaduras, por ejemplo. En este momento hay alrededor de 50 empresas que venden algún tipo de producto de levadura en los Estados Unidos. No todas son levaduras “convencionales” y no todas están dirigidas a la vaca lechera, ¡pero muchas son! Es imposible (o al menos, muy improbable) para el lechero y su nutricionista comparar eficazmente todos estos productos.

La misma situación existe con los otros aditivos también. El mercado de productos microbianos es aún más convoluto con casi 70 empresas. Son fabrican y / o venden una bacteria o hongos o algo relacionado.

Los aceites esenciales

Los aceites esenciales (AE) son también conocidos como extractos de plantas. Es un aditivo relativamente nuevo para la industria láctea que se demuestra que tiene cierta eficacia en la modificación de la actividad ruminal para un rendimiento más eficiente. El factor que complica de las AE es que hay muchos tipos individuales. Y, en su mayor parte, los productos realmente vendidos en el mercado son productos combinados formados por dos o más (generalmente más) AE individuales que han demostrado un efecto en el rumen microbiana u otra. La forma en que estos productos se han desarrollado se basa en la investigación. Aunque encuentra de una combinación eficaz es un reto.

Una vez más, hay numerosos fabricantes y distribuidores para todos estos productos y el número está creciendo como más empresas vienen aquí de otros países con sus productos. 

Conclusión

El propósito de este artículo no ha sido para crear confusión para el lechero ni complicar su proceso de toma de decisiones, ni el de su nutricionista. Sin embargo, es para sacar a la luz que el campo de los aditivos disponibles para la mejora de EA es excepcionalmente grande y diverso, incluso dentro de un tipo de aditivo dado. En la Parte 2 de esta serie, profundizaremos en los tipos de aditivos en más detalles. Tambien discutiremos qué pueden hacer estos productos y qué debe esperar el productor de leche para su inversión.

Dr. Steve Blezinger es consultor nutricional y de gestión con una oficina en Sulphur Springs, Texas.  Puede ser contactado por teléfono al (903) 352-3475 o por e-mail al sblez@verizon.net.  Para más información, visítenos en Facebook en Reveille Livestock Concepts

Traducción: Elizabeth Peed

Advertisements
No comments yet.

Leave a Reply

UA-101001864-1
%d bloggers like this: